Fiódor M. Dostoievski y las geometrías del mal | Matemáticas y sus fronteras

Este mes de agosto, me tocó releer esa impresionante novela de Fiódor M. Dostoievski, “Los hermanos Karamázov”, como libro elegido de mi club de lectura. Había leído la novela hace muchísimos años, cuando los clásicos rusos eran lectura obligatoria para todo joven aifcionado a la lectura, y en esa ocasión no me había fijado en este sorprendente párrafo, parte de la conversación que Iván Karamázov mantiene con su hermano Aliosha:

“No obstante, hay que señalar que, si Dios existe y si realmente ha creado la tierra, la ha creado, como sabemos positivamente, de acuerdo con la geometría euclidiana, y ha creado la mente humana con la noción de tres únicas dimensiones espaciales. Ha habido, sin embargo, y sigue habiendo en la actualidad, geómetras y filósofos, algunos de ellos admirables, que dudan de que todo el universo o, en un sentido más amplio, toda la existencia, haya sido creada, exclusivamente, de acuerdo con la geometría euclidiana, y que se atreven a imaginar incluso que dos líneas paralelas, las cuáles, según Euclides, en ningún caso pueden converger en la tierra, quizá puedan encontrarse en algún punto del infinito. “

Más avezado en esta segunda lectura en las geometrías no euclidianas, me interesé por las razones que llevaron a Dostoievski a incluir esta referencia en su novela, y, en particular, por qué traza ese paralelismo entre el mal y este tipo de geometrías.

Ver Completo: Fiódor M. Dostoievski y las geometrías del mal | Matemáticas y sus fronteras

El crack de las matemáticas de 6 años que ha pasado 5 de ellos en el hospital

Yago ha pasado casi toda su vida internado en la planta de oncología pediátrica del Doce de Octubre

Yago es un pequeño «bicho» de apenas seis años que habla con la madurez y el vocabulario propio de un recién licenciado en Medicina. Y un auténtico superviviente. Con apenas seis meses fue diagnosticado en una sencilla revisión pediátrica con una enfermedad oncológica. Desde entonces, su vida ha pasado entre operaciones, pinchazos, goteos, análisis… Cinco años de hospital, dos de ellos en aislamiento total, sin poder salir de una habitación de cuatro metros cuadrados en el Hospital Doce de Octubre. «Un día me preguntó si había nacido allí», relata entre lágrimas su madre.

El diagnóstico no era muy esperanzador, relata su madre. «Cuando son pequeños, no hay estadísticas. Pero pensé : “no conocéis a mi hijo”. Confiaba en él. Así empezamos a “vivir” en el hospital, en la habitación aislados. En un primer momento no pudieron ni ponerle la quimio. Yago estaba muy deteriorado, muy débil, y me dijeron que no podría aguantar el ciclo. Se lo redujeron al 50% y aguantó. Mejoró a partir del cuarto ciclo, empezó a limpiarse la médula… Y así hasta nueve ciclos. Todo ese tiempo, en aislamiento estricto».

Origen: El crack de las matemáticas de 6 años que ha pasado 5 de ellos en el hospital

Hamilton enamorado | Matemáticas y sus fronteras

 

William Rowan Hamilton fue, sin duda, el matemático irlandés más importante de la historia. Nació en Dublín el 4 de agosto de 1805, su padre se dedicó a los negocios, por lo que vivió con su tío, el reverendo James Hamilton, quien le brindó una esmerada educación desde 1808 hasta 1823.

William Rowan Hamilton

Hamilton fue un niño prodigio, capaz de aprender las lenguas clásicas (latín, griego y hebrero) a la edad de cinco años. Su carrera científica fue impresionante, y a él se le debe la invención de la teoría de los cuaternios, además de sus importantes logros en la Óptica y la Mecánica. En varias entradas previas hemos descrito estos logros.

Trim, Co. Meath, donde Hamilton pasó su infancia y adolescencia

Hoy, escribimos esta entrada con un motivo diferente por el que hablar de Willian Hamilton. Leyendo recientemente el delicioso libro Introducción a la belleza de las matemáticas, de Yoko Ogawa y Masahiko Fuijawara, encontramos un pasaje en el que Fujiwara contesta a la pregunta de Yoko Ogawa sobre l la obstinación en el amor, una cuestión más interesante en la vida de ciertos matemáticos, que las propias matemáticas: por ejemplo personajes como Alan Turing, Sofía Kovalévskaya y William Hamilton. Fujiwara se refiere a nuestro matemático irlandés con estas palabras:

FUJIWARA: Cierto. Hamilton se enamoró de Catherine a los diecinueve años. Ella fue su primer amor, y realmente fue fuerte, si bien no correspondido. Él, sin embargo, no dejó de pensar en ella, y, transcurridos veintiséis años desde la última vez que la había visto, volvió al lugar donde había vivido Catherine para descubrir que allí no había otra cosa que un edificio abandonado. Entró en aquel lugar vacío, bañado por los últimos rayos de luz del crepúsculo, y se arrodilló en el suelo que ella había pisado en tiempos pasados, y lo besó.

Ver Completo: Hamilton enamorado | Matemáticas y sus fronteras

Escepticismo en el aula: Fui un mal matemático

 

Empecé a contar (números) gracias a esa memoria prodigiosa que teníamos cuando éramos críos. Tardé algún tiempo en darme cuenta de que podía asociar los números que sabía con una cantidad de objetos. Con el tiempo descubrí, además, que el último número contado (y asociado a un objeto de la colección) correspondía con la cantidad total de objetos de tal colección. De alguna forma, empecé a vislumbrar que podía unir colecciones y contar todos sus objetos a la vez. Curiosamente, bastaba con seguir contando, desde el número en que me había quedado en la primera colección, tantos objetos como había en la segunda colección unida. Aquella adición dio lugar a un resultado: la suma, que, si lo hacía a la inversa (y solamente quitando una cantidad menor) el proceso de sustracción daba la resta como resultado. ¡Qué cosas!

Ver Completo: Escepticismo en el aula: Fui un mal matemático

Las matemáticas son mucho más que una ciencia “dura”: especialistas UNAM – Aristegui Noticias

Esta ciencia ha estado presente en el arte y la historia, señalaron investigadores durante el 50 Congreso Nacional de la Sociedad Matemática Mexicana.

Las matemáticas son mucho más que una ciencia “dura”, están vinculadas al origen y desarrollo del pensamiento científico y han estado presentes en la creación artística, indicaron especialistas en el marco del 50º Congreso Nacional de la Sociedad Matemática Mexicana, que concluye este viernes.

El encuentro matemático más importante del país se realizó por primera ocasión en instalaciones de la UNAM y, de manera conjunta, se celebró el 75 aniversario del Instituto de Matemáticas (IM), el más antiguo de América Latina.

Ver Completo: Las matemáticas son mucho más que una ciencia “dura”: especialistas UNAM – Aristegui Noticias

Las Matemáticas en Francia | Siglos XVIII y XIX

Francia aportó durante los siglos XVIII y XIX muchos matemáticos de primera línea.  Varios factores jugaron a favor de esta relevancia colectiva francesa.
Debe tenerse en mente que ese país vivió un profunda revolución y antes una gran efervescenciaintelectual. Por eso, aunque Descartes fue colocado en el Índice de la Inquisición en 1664, en el siglo XVIII había retomado interés y, de hecho, en ciertos círculos se dio un debate entre cartesianos y newtonianos.
Voltaire fue un promotor de Newton en Francia (por ejemplo, por medio del libro Lettres sur les Anglais, 1734), y, de hecho, fue Madame du Châtelet, una de sus amigas, quien tradujo al francés nada menos que los Principia en 1759.

Contenido:

Fallece el creador de la lógica difusa | Lotfi A. Zade | xatakaciencia

Ha fallecido a los 97 años de edad, en Berkeley (Estados Unidos), este 6 de septiembre el creador de la lógica difusa: Lotfi A. Zadeh.

La lógica difusa es una técnica que ha hecho posible que los ordenadores, y las máquinas en general, entiendan instrucciones imprecisas como ‘frena suavemente’ o ‘refrigera hasta que el aire esté fresco’. En los últimos 50 años, la lógica difusa ha generado más de 50.000 patentes sólo en Japón y Estados Unidos

Ver Completo: Fallece el creador de la lógica difusa