La Lengua de Señas colombiana en el contexto de la formación de Licenciados en Matemáticas

El procesamiento de la información por parte de un estudiante sordo requiere de otras didácticas orientadas a conocer y entender su realidad comunicativa, un reto que tiene la educación en Colombia para incorporar el lenguaje de señas.

Actualmente la atención a la población con barreras para el aprendizaje y la participación ha superado la visión bio-médica, por una centrada en posibilitar la inclusión social a partir de la equiparación de oportunidades y de una educación para todos, de esta manera, se hace necesario que la escuela brinde apoyos que viabilicen el aprendizaje y la comunicación según las características y necesidades de los estudiantes.

En el caso específico de la población con limitación auditiva, diversos estudios han concluido que los estudiantes sordos tienen, en términos generales, las mismas capacidades cognitivas que los oyentes (Furth, 1971; Anderson y Sisco, 1977; Serrano, 1993; Silvestre, 1995; Rodríguez Santos, 2010), lo que evidencia que el retraso académico que suelen presentar se debe a elementos didácticos y comunicativos que generan currículos discapacitantes.

En esta línea, que hace imperiosa la necesidad de que el docente no sólo conozca del saber específico que enseña, sino también, de los elementos que le permitan entender cómo aprende y procesa la información una persona sorda, lo que facilita que éste pueda comunicarse de manera efectiva a partir de la construcción del conocimiento y la aplicación en entornos reales, lo que a la largo plazo disminuirá la brecha social que existe entre la población sorda y oyente.

A partir de lo expuesto por Martín Bravo y Calleja (2009), se puede concluir que el retraso en el desarrollo de temáticas que hacen parte de los cánones de algunas ciencias con alto grado de abstracción – como son las matemáticas- se debe a que el lenguaje es el camino para vehiculizar el pensamiento, así, entre más complejo sea el lazo comunicativo entre el docente y el estudiante sordo, mayores serán las posibilidades de desarrollo cognitivo de actividades formales y de carácter complejo

Ver Completo: La Lengua de Señas colombiana en el contexto de la formación de Licenciados en Matemáticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *