Cómic para aprender álgebra

Santiago Selvi. IBERDIVULGA/IBERCIENCIA. Todos los que nos dedicamos a la enseñanza de las matemáticas sabemos de las dificultades que surgen cuando se introduce a los alumnos en el álgebra. El paso de la aritmética al álgebra es siempre delicado porque a los alumnos les cuesta acostumbrarse a trabajar con letras como si fueran números, y a veces es la propia gramática algebraica la que más problemas les causa.

Por otra parte, también sabemos que vivimos en un mundo audiovisual y que los jóvenes están muy acostumbrados a procesar imágenes de todo tipo. Es incuestionable la potencia didáctica de un medio como el cómic para transmitir todo tipo de mensajes, incluso los didácticos y pedagógicos.

Bien, pues ¿por qué no tratar de enseñar álgebra a los alumnos a través del cómic?

Esto es exactamente una parte de mi trabajo de tesis doctoral, dedicado a analizar la utilización del cómic como herramienta didáctica para la enseñanza de la ciencia. Y eso es exactamente lo que me he planteado hacer.

He diseñado una unidad didáctica de álgebra para alumnos de 11-12 años, siendo éste el primer contacto de los alumnos con el lenguaje algebraico. Quizá esta edad pueda variar uno o dos años hacia arriba o hacia abajo en función del sistema educativo de cada país; propongo 11-12 años porque es cuando se introduce el álgebra en el sistema educativo de España, mi país.

Como profesor de matemáticas de Educación Secundaria con 20 años de experiencia y también como Máster en Investigación de Didáctica de la Matemática, considero que la posibilidad de crear un material didáctico, sustitutivo del libro de texto, realizado en forma de cómic puede enganchar más a los alumnos que los clásicos libros con los que suelen trabajar.

Ver Completo: Cómic para aprender álgebra

De la teoría a la realidad: álgebra lineal aplicada a la seguridad informática

Una de las mayores críticas que por lo general se le hace a la enseñanza en las universidades es lo poco prácticas que resultan muchas veces las materias que se ven y lo alejadas de la realidad que se presentan. Si dentro de tu desarrollo profesional estudiaste alguna profesión relacionada con la ingeniería o las ciencias exactas, seguramente me vas a entender y más aún si nos referimos a una materia que a muchos nos sacó más de una cana: álgebra lineal.

Si hay algo que me gusta de la ekoparty, conferencia de seguridad a la que asistimos cada año en Argentina, es la posibilidad de ver resultados de algunas investigaciones desarrolladas por colegas que también trabajan en seguridad informática y explican cómo han llegado a sus conclusiones. Y lo explican en un ambiente casi festivo, con cervezas y pochoclos (entiéndase crispetas, palomitas, popcorn)… ¡una verdadera fiesta!

Este año, si bien no tuve la oportunidad de ir a tantas charlas como hubiera querido, sí pude ir a varias. Dentro de ellas, una titulada “SeND IPv6 to Graphical Machine Learning” me llamó particularmente la atención, porque más allá de que el tema que presentaron estuvo interesante, los oradores (Nicolás Rivero Corvalán, Jorge Couchet y Eduardo Casanovas) utilizaron una técnica que hacía uso de algunos conceptos del álgebra lineal.

Así que, para todos mis colegas, para aquellos que están en camino de convertirse y para aquellos que muchas veces pensamos que esta materia solo servía como dolor de cabeza en la universidad (entiéndase el tono irónico), vean cómo en esta charla mostraron una aplicación práctica bastante interesante.

Ver Completo: De la teoría a la realidad: álgebra lineal aplicada a la seguridad informática